viernes, 17 de octubre de 2014

Sembrando árboles

Estamos en el otoño del hemisferio Norte. Buen momento para plantar semillas. Voy a dedicarme a ratos sueltos a plantar diversas semillas en diversos lugares próximos a donde vivo a sembrar diversas semillas de árboles y arbustos.
 
Tengo curiosidad en sembrar de varias formas:
 
  1. Cavando un poco la tierra y enterrándolas.
  2. Limitarme a tirarlas por ahí.
  3. Utilizando la técnica de Fukuoka del Nengo Dando (envolviendo las semillas en bolas de arcilla para protegerla de los predadores e inclemencias del tiempo, hasta el momento en que unas precipitaciones abundantes deshagan las bolas y puedan germinar las semillas).

Bellotas de quejigos
Además, quiero educar a mis hijos, que vean lo importante que es sembrar árboles participando ellos mismos, y siguiendo su crecimiento. No tengo mucha fe en ninguno de estos sistemas, pero si conseguimos que crezcan algunos, creo que será una de las mejores formas de motivar a los niños, además de lo bien que lo pasan en el bosque.


Desearía que alguno de ellos siga haciéndolo en el futuro y lleve cuenta de los resultados.

Sembrando bellotas en golpes de tres tal cual, sin más.
Por otro lado, tengo la esperanza de que en cada pueblo de la Península, exista un "plantador de semillas" y entre todos cambiemos este desprecio y falta de respeto por los árboles (y demás seres vivos en general).
 
Ahora estoy recogiendo bellotas de quejigos.
 
También sámaras de arces de Montpellier y de fresnos de hoja estrecha.



Bellotas y sámaras de arces de Montpellier y fraxinus angustifolia.
 
Semillas de endrinos.
 
Y semillas de sorbus domestica. A estas las extraigo del fruto cuando aún está verde, y las meto en la boca un rato para que con el ácido de la misma pierdan la cutícula protectora y puedan germinar mejor.
Serbal (sorbus domestica) y su fruto: la serba.

Semillas de serba (con forma de pepitas, más obscuras) y de endrino (marrón claro).



Endrino.



Serba y sus semillas




El pasado fin de semana, sembramos bellotas de quejigo, sámaras de arces mediterráneos y de fresno. El resto las tiramos tal cual, a ver que pasa (¿y si da algún resultado?).
Mezcla de barro que tenía preparada de tiempo atrás, para revocos de barro.



Bolas "Nengo Dando" con semillas. Tendré que ponerlas a secar...
Además, hemos hecho unas bolas nengo dando (la técnica de Fukuoka) con bellotas de quejigo (es la época), semillas de endrino, de sorbus domestica y alguna especie más. Nunca he practicado esta técnica, y pretendo hacerlo ahora.


La técnica del nengo dando (en internet encontraréis mucha información) consiste es proteger las semillas con una bola de arcilla y humus cuyo fin es evitar la predación de la semilla (por roedores, aves) y resguardar de las condiciones climáticas perjudiciales.


Se tiran las bolas. Y cuando llueve lo suficiente, se deshacen éstas, dejando que las semillas germinen.


Nunca lo he practicado y soy escéptico, veremos que sale de esto. Creo que en nuestro clima mucho debe llover para que se deshagan correctamente y lo veo más adecuado para climas como el monzónico (gran concentración de lluvias en períodos relativamente cortos de tiempo).


Lo que haré es tirarlas tal cual en algún teso y/o ribazo completamente retirados del cultivo, a ver que pasa.
 

Proyectos de repoblación foresta con especie autóctona

Con esta página pretendo crear una especie de directorio, que enlace a diferentes blogs, páginas, etc, del tipo que sea, de personas-entidades-etc que estén realizando diversas actuaciones de repoblación forestal con especie autóctona.

Para ello, el que quiera, que deje un comentario con una breve reseña de su actividad (lugar, especies, medios,...) y los enlaces correspondientes. De esta forma, yo colgaré estos enlaces en esta página, y las personas interesadas, podrán conectar con los diferentes "actuantes" y hablar con ellos en su página correspondiente.

En principio, está destinado a actividades privadas, particulares, de personas que no siguen exactamente lo estipulado por las administraciones públicas. Creo que es algo más creativo y posibilista, pero tampoco se excluyen otro tipo de actividades.

Quien quiera, que deje su comentario. Así tendremos un directorio común, con (espero) mucha información en un futuro cercano, y que:
nos permita (a los que ya hemos comenzado) poner nuestra información en la red a disposición de la gente, cada uno con el compromiso de privacidad-publicidad que estime necesario (por ejemplo: yo quiero compartir información vía Internet, pero permanecer, por lo demás, relativamente anónimo).
A los interesados en hacer algo parecido, recibir información e interactuar con aquellos que den esa información.
Estimular la repoblación con especie autóctona, al evitar la sensación de aislamiento (¡no estamos solos, y lo que hacemos tiene sentido!), ponernos en contacto y compartir información (entre nosotros y con los demás).
Que esta página pueda ser copiada y colgada en otras páginas web.

También añadiré yo mis enlaces y una breve descripción.

Pues ahí queda esta página, es para que la hagamos ENTRE TODOS.

martes, 7 de octubre de 2014

Una caldera de pellets, que calienta una vivienda y produce electricidad y otras tecnologías.

No tengo por costumbre dar publicidad a marcas comerciales. Pero creo que en este caso voy a romper la norma porque veo que este invento no lo conoce demasiado la gente que me rodea, y merece la pena.
 
En la última feria Ecoenergética de Benavente, tuve ocasión de volver a informarme de un modelo que llevo siguiendo dos años. (Al principio me llamó la atención por integrar calefacción por pellet y solar en un modelo compacto. El segundo año me informaron de la posibilidad de llevar un motor stirling para producir energía eléctrica que estaban desarrollando).
Aquí se aprecia el módulo que integra caldera con quemador de pellets y depósito acumulador.
 
Este año, he comprobado que la Pellematic Smart_e de la marca Ökofen es una caldera de pellets como otras muchas que afortunadamente están apareciendo en el mercado. Pero es peculiar. Además de llevar un depósito acumulador integrado de 600 litros, de tener cómodas conexiones para poder añadir energía térmica solar, o bien proviniente de otras fuentes (leña, gas, etc), ser comoda de limpiar etc, tiene un motor stirling (térmico) integrado que según la marca produce 1Kw de electricidad. Esa tecnología YA EXISTE.
 
Integra pues la energía del sol, de la biomasa, de otras fuentes externas y además produce electricidad. Además puede calentar radiadores o suelo radiante indistintamente (antes sólo era adecuado para suelo radiante, o calefacción a baja temperatura).
Aquí simplemente podéis apreciar las posibilidades para guardar el combustible en una habitación separada y moverlo con un sinfín eléctrico. Es algo ya común en el mundo de las calderas de pellets.
 
El precio aparentemente es caro (incluyen en él dos paneles termosolares para ACS), pero por un cálculo que hice el año pasado, si tienes una calefacción  de gasoil en España lo amortizas indudablemente en un plazo no tan breve.
 
Sobre el motor eléctrico no he hecho cálculos. Pero según la marca cubre el 88% de las necesidades eléctricas de una vivienda prototipo en Europa. (Normalmente se suele tener contratados unos 4kw, que en momentos puntuales se superan claramente, pero durante muchas horas el consumo es claramente más bajo)
Este es el motor stirling. Han tomado un modelo preexistente, para ahorrar en el desrrollo de tecnología.
 
Es un gran avance, y no es el único. Otras empresas (francesas) están desarrollando un modelo con una potencia eléctrica de 3Kw y 18 Kw de poténcia térmica. Pero aún le quedan dos años desarrollo.
 
Digamos que el anterior modelo YA ES REAL y da una potencia eléctrica de 1 Kw y una potencia térmica de 14 Kw.
 
Imaginemos las posibilidades. Si nuestros gobernantes fueran nuestros gobernantes, y defendieran nuestros intereses, y no los del lobby tecnológico que presiona en Bruselas, podríamos producir la totalidad de nuestra energía eléctrica en nuestras viviendas (con esta caldera, con paneles solares, con aerogeneradores) y verterla en la red eléctrica con un contador reversible que reflejara nuestra producción y consumo.
 
En el caso de prescindir de las empresas eléctricas, precisaríamos de un sistema de baterías adecuadamente dimensionado, para administrar y repartir adecuadamente la energía producida.
 
Estuve también mirando artilugios de geotérmica bastante interesante, al aprovechar la temperatura más homogénea del interior de la tierra para ahorrar energía.
 
Además calefacción de astillas de madera de residuos forestales a cargo de la empresa local (de Villalpando) Biomaser. Se aprovecha los residuos forestales de claras y podas (principalmente de esos pinares plantados que aparecen por todas partes según dedicieron hace años nuestros "genios") astillándolos y dejándolos secar. El problema mayor es el almacenamiento y la ventaja su precio, inferior aún al del pellet. Si una persona dispone de una plantación forestal y contrata a esta empresa para que pode, clarée y astille los subproductos, la calefacción le resulta muy barata (la caldera es cara, pero el producto es baratísimo y renovable, además de limpiar y controlar los incendios forestales). Llevo años siguiendo a esta empresa local.
 
Como cuiosidad, en otra empresa local, Troia, me mostraron dos productos.
 
Uno es el economizador Biodrac, un artilugio que se pone en la salida de humos las calderas convencionales, con un serpentín que al llevar el retorno del agua fría a la caldera, precalienta esta con el calor de los humos, ahorrando combustible hasta un 30%. No es una novedad mundial, pero es útil y práctico, acoplable en multitud de modelos.

Otro artilugio del que ya había leído algo, e incluso oído hablar, es el "Hot Water D´mand® System". Basicamente es un economizador de agua fría y ahorrador de energía. lo instalas en la parte más alejada del circuito de agua caliente. Funciona así: al abrir el grifo de agua caliente, para ducharte o lo que sea, al no tener el agua la temperatura, no sale, sino que la hace recircular hacia la caldera hasta que alcanza la temperatura adecuada y ya sale. Para ello lleva unos sensores y una bomba cuya misión es acelerar la velocidad de salida del agua para que no pierda temperatura y salga caliente antes. Una vez que llega, se apaga la bomba y se mueve a la velocidad normal. Según el folleto de publicidad ahorra 10.000 litros por persona y año que se van a la alcantarilla y la también energía. El ahorro total en euros estaría entre 80-100 euros/año.


Ahora voy a hablar de otros inventos que no se si conoceis, pero ya son posibles.

Basicamente el uso de un aerogenerador para producir agua potable y/o electricidad. El inventor es un francés (el ingeniero Marc Partent) y el aerogenerador "cosecha" la humedad del aire. Puede operar en cualquier lugar del mundo bastándole un 30% de humedad ambiental. Claro es que a mayor humedad, mayor producción. La empresa es Eole-Water y no es la única.
 

jueves, 25 de septiembre de 2014

Agricultura sostenible para un mundo mejor. 4). El push-pull y La Superficie Equivalente Asociada (SEA)

De sinergias, sinopsis y sinapsis (u otro tipo de sistema agroganadero)
 
Me gusta mucho el libro de Marie-Monique Robin (la del documental El mundo según Monsanto) Las cosechas del futuro. No es tan sistemático como el anterior documental citado, pero ofrece un montón de buenas propuestas.
 
Entre ellas, algunas que yo de alguna manera, ya me había formulado interiormente, pero que al leer este texto, han terminado por cobrar forma y definirse mejor.



Voy a tomar dos ejemplos de este libro, cuya lectura os recomiendo, y a continuación haré una propuesta para hacer algo similar en mi zona.





En este libro, entre las muchas propuestas que se hace, se plantea si es mejor rotar los cultivos o mezclarlos. Y llega a la conclusión de que muchas veces es más positivo mezclarlos. Y ello sucede cuando la SEA (superficie equivalente asociada, LER en inglés -Land equivalent ratio-) es superior a la unidad.; en este caso la asociación agroforestal es más productiva.





Para ello nos da el ejemplo de un trigo cultivado entre nogales (100 por hectárea). La sombra de los árboles no perjudica al trigo mientras la radiación siga siendo superior la 80%. Además el nogal arranca tarde y el trigo pronto (con maíz no sería posible). El rendimiento del trigo bajará cuando los árboles alcance una altura equivalente a la distancia entre líneas (14-15 metros). Pero esto se compensará con los ingresos de la venta de la madera de nogal. A los treinta años se cortarán. Si el beneficio es un 34% superior al monocultivo o la rotación, una SEA de 1,34 quiere decir que una hectárea de nogal y trigo equivaldría a 1,34 hectáreas de trigo solo. Recomiendo de verdad el libro a quien quiera profundizar.





Otra idea interesante es aplicar la tecnología del push-pull. En Kenia, algunos agricultores aplican esta técnica, en vez del típico sistema de monocultivo, abonos y fitosanitarios químicos y subvenciones de la PAC en Europa. Este es un sistema ecológico, barato y que permite subsistir al pequeño agricultor con independencia de las grandes multinacionales. Brevemente: cultiva maíz (no genéticamente modificado) intercalando entre él una leguminosa (el desmodio) con el fin de repeler la plaga del piral y abonar, pues al ser una leguminosa fija 120 kilos de nitrógeno por hectárea y año.



Alrededor de la parcela siembra hierba de elefante, donde van a refugiarse los pirales, repelidos por el olor del desmodio. Las larvas nacidas de los huevos puestos por los pirales en la hierba de elefante, quedan pegadas al nacer en las hojas de esta, muriendo.



El desmodio una vez sembrado dura varios años y se corta para alimentar al ganado al ser muy rico en proteínas y lo mismo se hace con la hierba de elefante, que dura unos 10 años. Así estas personas aumentan su rebaño de cabras y vacas lecheras.





Consiguen ser INDEPENDIENTES con menos superficie agraria. Se ve por donde voy... ¿verdad?. Viven dignamente y no tienen que emigrar a las ciudades a vivir en miserablemente.





Yo llevo años pensando cosas parecidas para mi entorno. Y pienso en mi zona, porque es la que más conozco. Creo que muchas iniciativas deberían surgir a nivel local con una eficacia limitada probablemente a ese ámbito territorial. Pero la idea de cambio y replantearse la cuestión viendo alternativas adecuadas, viables y sostenibles a nivel de cada comarca o pequeño espacio geográfico, tendría ya una validez universal.



Aquí hemos pasado de la agricultura de subsistencia, a la industrial, en una sola generación.



El sistema básicamente consiste en que la PAC (política agraria comunitaria) pone unas directivas y prima unas prácticas sobre otras por medio de un sistema de subvenciones, encaminando al agricultor, que no ve otras salidas que el camino marcado. ¿Para cuanto tiempo queda petróleo y durante cuanto tiempo más se podrá mantener este tinglado?



En algunos supuestos ha habido iniciativas interesantes (como el pimiento de Fresno de la Vega, que también se trabaja en la zona de Benavente y los Valles), pero las multinacionales y sus exigencias condicionan fuertemente todo. El municipio y las mancomunidades poco poder tienen para nivelar esto y a la gente, en general le parece normal.



¡Pues a mí no!...





Ahora vivimos del maíz, cereales, forrajes (antes tuvimos la remolacha) y para de contar. También hay ganadería (vacuno, cerdo, ovino).



Yo observo mucho a mis gallinas y lo que hacen en cada época. Pienso que tenemos suelo, agua y sol, y lo que más nos falta es buen tiempo, pues a veces el clima es criminal y  hiela en mayo, y en pleno agosto las temperaturas pueden variar enormemente. Pero existen la posibilidad de cultivar complementariamente bajo plástico, pero con suelo de verdad (no los hidropónicos).



Después de pensar y fijarme mucho, creo que sería muy posible cambiar el modelo, siempre que nuestros poderes públicos locales tuvieran poder para presionar a las multinacionales. Ello solo es posible si en muchos lugares (a nivel local) se actua de forma conjunta.



Una familia, podría vivir de una superficie agraria muy inferior a la utilizada actualmente. Esto supondría más oportunidades de trabajo y de estabilizar población de una forma eficiente. En 10-15 hectáreas de regadío (y menos) podríamos combinar un sistema mixto de explotación aviar, frutales y hortalizas. Dispondríamos los frutales dejando calles más amplias cada cierta distancia con el fin de instalar en ellas gallineros móviles (con ayuda de un tractor) separados adecuadamente unos de otros. También tendríamos cultivos de hortalizas separados de lo anterior por vallas móviles, pero adyacentes.



Las gallinas las tendríamos por dos años, y después, al decaer la producción, tendrían que ser sacrificadas (se trata, recordemos, de una empresa familiar, no de avicultura y horticultura para uno mismo, como es mi caso). Después haríamos un vaciado sanitario (tiempo de vacaciones para la familia).



Estas estarían libres por la finca, desherbando y comiendo infinidad de insectos (como hacen las mías), abonando con sus deyecciones el terreno (y la hortaliza con la gallinaza del gallinero). Se reducirían por tanto labores de desherbado y abonado de las parcelas (muchos menos fitosanitarios contaminantes y menos gasto). Las frutas defectuosas y los restos de hortalizas serían aprovechadas por éstas.



Además, al final de los cultivos hortícolas, haríamos pasar las bandadas de gallinas para limpiar de insectos y plagas estos, dejando que campasen a sus anchas. Animales, que pasarían la mayor parte de su vida al aire libre, y no hacinados vilmente.



En las separaciones entre explotaciones, intercalaríamos árboles de maderas valiosas (nogales, fresnos, cerezos, perales) que serían desherbados y abonados por las mismas y darían un rendimiento económico extra al agricultor-ganadero al ser talados. Después se repondrían y a empezar de nuevo.



Podríamos optar por introducir otras especies y diversificar nuestra oferta. Ejemplo, criar ocas con la hierba y algo de pienso en la época adecuada y venderlas una vez cebadas. O combinar pavos y gallinas (las gallinas se comen la hoja de la alfalfa, los pavos aprovechan los tallos). Los patos consumen muchos insectos. Hay agricultores en Galicia que introducen gallinas en jaulas móviles entre las líneas de tomateras para que caven, abonen y eliminen babosas y otros animales.



Y etc, etc, etc. Hay muchas posibilidades.
 

El problema mayor es el del mercado. Como los agricultores y ganaderos no se asocien mejor y no funcionen mejor las cooperativas, para comercializar, o para compartir maquinaria agrícola, este modelo sería muy difícil de aplicar, no quedaría más que negociar con las grandes superficies...malo. El sistema actual de multinacionales y globalización lo que contribuye es a crear ricos riquísimos, una clase media de técnicos bien formados y mal pagado y una enorme masa de personas con baja cualificación, un trabajo muy precario y unas condiciones de vida infames (deshumanización, falta de seguridad en el trabajo, subempleo). Ya conozco a los "informadores" de las ventajas de este sistema, pero hace ya mucho tiempo que no me convencen. Si ser moderno consiste en formarse y ser desplazado a cualquier lugar del mundo de forma sucesiva, como un objeto, sin ninguna posibilidad de estabilidad ni arraigo, no valoro positivamente lo moderno.


El cambio de mentalidad en productores, consumidores, y votantes en general, es un punto vital. Y para ello es necesario intentar informarse e informar.



Los productos de temporada deberían ser vendidos en supermercados de cooperativas donde el agricultor ganara más y el consumidor pagara menos. Ya fuera de temporada, podríamos hablar de lo anterior.



O también podríamos establecer pequeñas industrias de transformación (enlatar pimientos, elaborar mermeladas o dulces de membrillo, etc). Otra nueva oportunidad de trabajo y de alargar los puestos temporales de ocupación, además de ganar unas plusvalías generadas en la misma comarca.



Y no solo sería así en el regadío. En el secano también habría mucho que hacer.



En vez de arrancar viñas, ¿por qué no aprovechar la uva para hacer bioetanol? (y no destinar grano -es un verdadero pecado, encareciendo los alimentos- a producir biodiesel).

En vez de poner cereal, poner leñosas (almendros, pistachos) aprovechando fruto para el consumo y la cáscara para la calefacción. Separar los cultivos por franjas de árboles micorrizados y aprovechar de ellos la madera y las setas.



Si tienes encinas y robles, puedes recoger la bellota (en septiembre la del quejigo y después la de la encina) y venderla a los cebaderos de cerdos. Estos, aprovechar los excrementos para generar biogás, que se depuraría en plantas situadas en cada mancomunicad y los abonos generados utilizarlos en el campo.



En vez de quemar, desbrozar las cunetas y linderas por medios mecánicos; utilizar para ello los rebaños de ovinos con alguna cabra, que a su vez cobrarían subvención por hacer estos trabajos y deberían mover las ovejas y no tenerlas estabuladas. En esta zona, además, el ovino en extensivo, estaría más adaptado y sería más adecuado que el bovino.



Los árboles servirían de poste de observación y caza, así como para nidificar a las rapaces, que podrían hacer un mejor control de los roedores, manteniendo las plagas a raya.



En los regatos, plantar alisos, chopos, fresnos, cerezos y nogales, y permitir a sus propietarios beneficiarse de la venta de los mismos cada X años, a cambio de reponerlos una vez cortados.



Con la concentración, muchos regatos siguen siendo improductivos, no pudiendo ser aprovechados además por el ganado. Rehabilitarlos, recuperar fuentes y ponerlos en uso.



Los tesos y laderas "improductivas", repoblarlos con jaras, pinos y frondosas micorrizadas para aprovechar sus frutos (setas y madera, además de otros), controlando su biomasa con ayuda del ganado ovino.



Al ser el paisaje más atractivo, la comarca resultará mucho más atractiva para el turismo rural, que complementará a la visita a monumentos.



Todos los residuos forestales (ramas de las podas, cáscaras de piñones, de almendras o de pistachos, pequeños árboles eliminados en las claras) utilizarlos como combustible para calefacciones o producción de energía eléctrica.



¿No hay tecnología? SI LA HAY. Y si no la hay se puede mejorar. El hombre puede hacer lo que quiera (si yo le contara a mi abuelo que un señor puede destrozar un bunker con un espesor de 2 metros de hormigón armado, bajo tierra, y con un avión sin tripular, dirigido éste por el susodicho señor, cómodamente sentado,  a 5000 km de distancia, no lo creería...) para el mal, para el bien.



¿Por qué no emplear nuestros recursos para el bien?


 
Continuará...

viernes, 19 de septiembre de 2014

Una repoblación forestal con frondosa micorrizada.

De peral era el Santo
por eso pesaba tanto...




Un nuevo (modesto) proyecto emprendo este otoño del 2014. Se trata, como podéis deducir del título, de hacer una pequeña repoblación con frondosa y conífera micorrizada. Con esta, pretendo averiguar si es posible repoblar con bajo coste y de forma adecuada en la selección de especies, una pequeña propiedad (apenas 3000 m2) pero que tiene una gran virtud: está cerca de uno de esos arroyos o regatos que en verano y parte de la primavera y otoño están secos, pero guardan humedad en el subsuelo de sus proximidades.





Este es el plano de la pequeña propiedad, en azul el regato seco en verano, A la parte más húmeda y C la más seca y alta. B sería la zona de transición, la línea granate es la curva de nivel y los números rojos son las catas y en el orden que las hicimos..

 De modo que a mediados de septiembre emprendo la empresa. Para ello lo primero es realizar una cata del terreno con una retroexcavadora (que pago por horas a mi casi tocayo al que encargo trabajos relacionados).

La primera cata la realizamos en la parte baja de la parcela (A en el mapa). En azul apreciamos el regato que permanece seco una gran parte del año. La zona C es la más alta y la línea en granate representa la curva de nivel del terreno siendo B la zona de transición.









Comenzamos la primera cata (número 1 del plano). Y obtenemos las siguientes capas. Aparece un horizonte A o de acumulación y a continuación 1,5 metros de una grava de canto redondo unido por arcilla; es esta bastante rojiza.



Aquí tenemos la capa que hay debajo del horizonte de acumulación.
Después aparece (a dos metros de profundidad) arena fina, de color más amarillento y bastante húmeda (estamos a final del verano, la época más interesante para realizar la cata y saber si hay humedad abajo).


Contentos, seguimos profundizando, y entre los 3,5 a 4 metros, la arena se torna en arena gruesa o gravilla fina.
Esto nos pone de muy buen humor, hay mucha humedad aquí abajo y sobre la capa recién sacada de los 2 (húmeda) a los 4 metros (muy húmeda), podríamos sembrar guisantes por tener un buen tempero.
 
 
Notemos la diferencia de colores entre la capa de canto rodado unido por arcilla y la arena (más amarilla-ocre).
 
Este primer resultado nos anima mucho, ¡hay humedad abajo, y cerca de la superficie! Es cierto que el suelo no parece muy rico, más bien pobre y que hay una capa de grava con arcilla, pero los árboles que tienen una fuerte raíz pivotante, no tienen demasiado problema en perforar una capa de lo que nosotros llamamos chinarro, y una vez la raíz abajo, ya está en la humedad.
 
Bastante contentos, nos vamos a hacer una segunda cata (pensando que sería la última) en la parte superior con más altura. Pensamos que nos saldrá lo mismo, con la diferencia de que habrá una capa de chinarro de 3-4 metros encima de la arena húmeda.

Pues no va a ser así, nos desilusionamos, pues primero aparece una roja capa arcillosa muy compacta (con toda la dificultad que ello supone para la penetración de las raíces y a nivel de asfixia radicular cuando el terreno este muy mojado) y después aparece una amarillenta muy dura que parece una mezcla de arcilla y arena, pero también muy compacta.
Capa arcillosa superior
 
Al fin, a 3,5-4 metros, aparece la capa de arena húmeda. Pero son esos metros los que tienen que profundizar las raíces por una capa mucho más dura. Necesitamos hacer más catas...
 
Hacemos la tercera en el número 3 del mapa, y buen resultado, es más parecida a la primera, con la salvedad de una más espesa capa de chinarro.
 
Buscamos una cuarta cata más arriba y mal, aunque el terreno está un poco más bajo el resultado es casi similar a la segunda cata.
 
Por último hacemos la cata 5ª y llegamos a la arena tras una capa de chinarro bastante espesa, pero chinarro a fin de cuentas y no arcilla...
 
Capa de "chinarro".
 
Tenemos por tanto, en una parcela tan pequeña, dos zonas, una interesante y  otra muy poco.
 
Por otro lado, caminando unos 100 metros regato abajo nos encontramos con una almendro en el cauce (no cuenta, pues aquí crece en cualquier lado),

un chopo negro (¿populus nigra?)

y un sauce (¿quizás un salix atrocinerea?). Esto nos reafirma en que al lado del regato hay mucha humedad edáfica, sino es imposible que estas especies pudieran sobrevivir el seco verano.
 
Estos regatos (que existen varios en el término municipal), fueron ignorados tras efectuar la concentración parcelaria, de modo que ahora son surcos en los cuales muchas veces apenas hay zarzas, aunque también encontramos algunos chopos y sauces (lamentablemente de forma discontinua).
 
¿Podríamos, sin interferir apenas con el trabajo de los agricultores, repoblar estos regatos y ribazos con alisos, chopos, etc, que formaran setos cortavientos naturales y fueran fuente de diversidad y revalorización del paisaje?. ¿Podríamos conseguir un aprovechamiento económico para que esos árboles, cada x tiempo, fueran cortados por el propietario de la tierra y vendidos, a condición de reponerlos?. yo creo que si... pero como mi tierra no está exactamente al lado del agua, de momento no puedo investigar eso. Si en el futuro consigo una propiedad cerca, podría hacer el estudio, pero no soy millonario...



A mi me llama la atención que en nombre de la protección, no se permita a la gente explotar los recursos de una forma sostenible. Permitamos que planten fresnos, y dos generaciones después los corten y los vuelvan a reponer; permitamos que planten robles, y tres generaciones después los corten y los vuelvan a reponer. Proteger no es guardar vegetales, animales y personas en un zoológico. Proteger es gestionar bien, con cabeza y corazón.



Algunas zonas deben ser dejadas vírgenes. Otras (las más) deben ser gestionadas de forma adecuada y sostenible. ¿Qué es sostenible?, es dejar lo que encontramos igual o mejor a los que vengan después.



Me viene a la cabeza esa escena de la película Las cenizas del cielo, en la que un campesino que amaba la tierra y pasó 40 años luchando contra una central térmica, un día, cogiendo acebo (como siempre hizo) para su jato (ternero), es detenido por la patrulla ecológica. Tras pasar unas horas encerrado mientras cursan la denuncia, su cerezo muere porque llueve (lluvia ácida) y no puede taparlo con un sistema de "paraguas" móvil que tiene diseñado.

Esto es lo que pienso de muchas medidas actuales de protección medioambiental. ¡¡¡PROTEGER EL MEDIO AMBIENTE ES USARLO BIEN!!!, el medio no es lujo, es una necesidad.
 
Lo que si que voy a hacer ahora es investigar con lo que tengo. Voy a la red (internet) y me descargo el cuaderno nº9 de reforestación de tierras agrarias de Castilla y León dedicado a los Páramos y Riberas, y a estudiarlo.
 
La parte de arriba (C), al tener una pendiente inferior al 10 %, podríamos suponer corresponde a una zona 1 (arcillosa) o 6 (arcillosa, pero caliza). Como aún no he estudiado el PH con un peachímetro, no se exactamente cual. Supongo la primera. En ambos casos recomiendan repoblar con piñonero, siendo posible hasta un 30-40% de encina y un 10% de quejigo y sorbus domestica.
 
Esto quiere decir que aquí podría repoblar con piñonero (con un número determinado micorrizado con níscalo) y con frondosa. Para micorrizar la frondosa utilizaré jara micorrizada con boletus edulis. El piñonero empieza a producir seta en 4-5 años y la jara en 5-6. Pienso montar una pequeña infraestructura de riego por goteo y solo regar aquellas plantas micorrizadas. Y no micorrizar todo, para reducir costes, sino dejar que de las plantas ya micorrizadas vayan extendiéndose al resto.
 
Yo se que aquí el piñonero no tendrá su mejor desarrollo, pues la arcilla le hace raquítico y la arena le va fenomenal, pero quiero reservar la parte de abajo.
 
En la zona A, como poco podríamos zonificarlo como zona 11, con suelo arcilloso pero fresco (es muy fresco) y profundo (esto no es así). En este caso el fresno podría ser especie principal y poner también quejigo, encina, cerezo y serbal.
 
Bueno, yo creo que aquí pondré fresno, piruétano (pues hay algún ejemplar cerca, y en zonas peores, serbal y quejigo). Entres los quejigo introduciré jaras micorrizadas para que comiencen en ellas a producir setas en 5-6 años y cuando los quejigos tengan de 8-12 años se vayan extendiendo sus micelios por ellos.
 
Pretendo averiguar varias cosas:
  1. ¿Qué es más rentable, cultivar cereal, o tener una plantación mixta de planta forestal micorrizada?. Así el agricultor obtendrá una renta anual de las setas (con una mínima inversión), una renta final con la corta (que no hará él, sino un descendiente ¡pero alguien tendrá que empezar!) e incluso subproductos como restos de poda para astilla o pellet,  el piñón, la bellota para cebar cerdos, recogida con vibradores como los que se usan para los olivos (¡por favor, he visto poner olivos en el centro de la meseta, dándoles un tratamiento para retrasar la floración e intentar "adaptarlos" al clima! ¿no será más sensato aprovechar lo que YA SE DA AQUÍ?...
  2. En estos suelos cercanos a regatos, al ser húmedos, ¿es una buena idea plantar fraxinus angustifolia? que con su raíz pivotante pueden superar la zona de cascajo y llegar a la zona arenosa.
  3. Averiguar si especies forestales como el fresno de Castilla, nuestro serbal y el peral silvestre (éste último intuyo que sí) dándoles un tratamiento silvícola adecuado pueden funcionar bien. Con el quejigo no me cabe duda, ya lo he comprobado los últimos 11-12 años. Ya haré una entrada al respecto.


¿Y la infraestructura?.



Se precisa un depósito de riego. No tengo agua cerca, de modo que llevaré un depósito con mi tractorín. El riego debe ser de 12-15 litros por planta-semana de verano, al principio para mantener el micelio y la planta y luego para poder producir los años que no caigan suficientes tormentas a final del verano.

Un depósito nuevo, sin artilugios para sulfatar ronda los 650 más IVA. Demasiado para mí. Me voy a un artesano de aperos y le encargo un enganche tripuntal con una especie de cama para sujetar un depósito de esos cuadrados de mil litros (suficiente para esta pequeña propiedad). El precio del apero estará en torno a unos 120 euros. El depósito de 2ª mano se puede conseguir por unos 30-50 euros y luego se pone un adaptador a la salida de la rosca.

Después se precisa un tubo de polietileno de 40 o al menos 32 mm. Y otros tubos menores con una sección de 16-20 mm. Estos serán los que rieguen por goteo SOLO la planta micorrizada. En caso de extenderse en unos años, se realizarán más perforaciones y se regará ligeramente la zona micorrizada.

En teoría, en una parcela en producción, el gasto en agua por temporada sería de 50 a 150 m3 por hectárea. ¡Nada que ver con los más de 8000 m3 por hectárea en regadío por inundación, o los teóricos 5000 m3 en los regadíos por aspersión!.





Marco de plantación.


Típica distribución al tresbolillo, que permite aprovechar mejor el espacio de una forma más orgánica.

Aquí vemos la evolución en el tiempo de una plantación al tresbolillo (como en panal de abejas).

Al tresbolillo, e incluso al tresbolillo irregular, tengo intención de distribuir la planta. La razón es muy clara. Si observamos el dibujo superior, y nos fijamos en los puntos que ocupan el interior del hexágono, podremos entender la estrategia (esta, u otra parecida) que pienso seguir. Para reducir el coste de la plantación, pretendo utilizar planta micorrizada en un número (en el mejor de los casos) equivalente a ocupar esas casillas centrales. De modo que cada pino micorrizado estará rodeado por 6 pinos sin micorrizar y cada jara micorrizada estará rodeada por seis encinas o quejigos sin micorrizar. Incluso podría ser más restrictivo en el caso de los quejigos para conseguir más frondosas maderables.



La idea es que en las jaras, la producción comience a los 4-6 años, regando por goteo solo esas plantas, y a los 10-12 años se vallan extendiendo a las frondosas adyacentes. El mismo caso para los pinos, pero con una implantación más rápida en el tiempo.



Se trata de reducir costes.



Un condicionante también es dejar sin gradar un círculo de un metro de radio adyacente a la planta micorrizada para no perjudicar el desarrollo del micelio. Con el tiempo habrá que dejar de laborear la parcela (salvo los pertinentes cortafuegos, o la zona de piruétano, fresno o el serbal cuando esté separado de la encina y el quejigo). O se puede diseñar de modo que se establezcan zonas micológicas y zonas destinadas en exclusiva a las frondosas que si se graden.



La Línea Clave o Key Line.

En un sistema de conservación de suelos y aprovechamiento máximo de gran interés (Recomiendo el libro Cosecha de agua y tierra de Eugenio Gras; merece la pena ¡de verdad!).

La filosofía de esta estrategia conservadora de suelos es utilizar de una forma holística todos los recursos. Todo será trabajado de forma conjunta. Si bien es cierto que esta finca es muy pequeña si que podemos aplicar aquello relativo a la línea clave. Esta consiste en buscar en las laderas los puntos de surgencia y evacuación de aguas naturales, y modificarlos ligeramente para evitar la rápida pérdida de humedad y suelo.



Recordemos. En una ladera, si llueve medianamente fuerte, el agua (arrastrando suelo) discurrirá perpendicular a la pendiente. De esta forma las vaguadas estarán demasiado húmedas y erosionadas y las crestas demasiado secas.




En azul la propiedad. En negro, la curva de nivel correspondiente desde la zona de evacuación a la cresta (el sentido lo marco con las flechas)




Para controlar esto, este sistema actúa así en este punto. Traza la línea clave paralela a este punto "clave" de surgencia, o en su defecto la paralela a la pendiente en la zona inferior. Se consigue así que de un punto en la vaguada, se de una lenta salida al agua circulando casi en paralelo (con una muy ligera pendiente hasta la cresta). Esto se hace gracias a un arado especial (con subsoladores pequeños). Evacuando suavemente el agua desde las zonas de vaguada a las de cresta, el agua se reparte lenta y uniformemente y el suelo no se pierde gracias a la mínima pendiente.



Esto es un extracto mínimo del sistema.



¿Qué puedo hacer yo en esta superficie tan minúscula?.
A ver si con este pequeño dibujo se entiende. El trazado no será exactamente igual a la pendiente, sino que se dará una ligera bajara para evacuar (aprovechar al máximo) el agua. Así se dispondrán las líneas de los árboles, y no en exacto paralelo a la pendiente (sino con una pequeña caída).

Creo que disponer los árboles conforme a este sistema.


Viernes 9 de octubre del 2014.

He pasado la grada por la tierra, un chisel. Aprovechando las lluvias. Pero había mucha hierba. El mismo día pasé la grada por otra tierra donde habían pastado ovejas varias veces y con apenas dos pasadas quedó bastante bien, sin remover demasiado el suelo.
La parte alta de la ladera no me dió demasiado trabajo.

Pero en esta, al estar tan altas las hierbas secas y haber tanta, he hecho unas no muy estupendas montoneras, además de remover la tierra más de lo que desearía, perdiendo por tanto mucho de ese suelo fértil que se ha ido formando en los años que no se ha laboreado.
La parte baja es otra cosa... al fondo a la izquierda, se ven chopos y salgueras por el regato.

Me disgusta, pero, dada mi escasa práctica en lo relativo a la línea clave (keyline), me da que no me queda otra opción que dejar el terreno en condiciones de modo que pueda hacer bien los cálculos. No se si me dará la mollera para tanto...
Hay trabajo, mucha hierba, debo mover la tierra demasiado; no me gusta.

Puede que contacte con un agrimensor y le exponga el caso, a ver si es factible y económico marcar las líneas de los árboles siguiendo la curva de nivel más baja del terreno (al ser tan pequeña la parcela y no disponer de un punto clave), o simplemente trazar las curvas de nivel del terreno espaciadas a la distancia necesaria y con una caida hacia la creata de aproximadamente el 0,5%.

Vermos...
 





martes, 1 de abril de 2014

Agricultura sostenible para un mundo mejor. 3).- La biomasa.

Voy a intentar hacer una entrada muy sencilla y clara. Voy a seguir para ello un esquema tomado del diario "La opinión de Zamora".
 
Lo primero es aclarar que la biomasa es un material de origen biológico y como principales utilidades energéticas podríamos con ella:
  1. Producir electricidad.
  2. Producir calor: por radiación, ventiladores de aire caliente, etc.
  3. Ambas cosas.
 
Tenemos diversos tipos de biomasa:
 
  1. Residuos agrícolas: paja, tallos, hojas, la parte leñosa de la mazorca de maíz, etc. Es muy importante aquí señalar que estos restos son (pese a un proceso químico complicado) suceptibles de aprovechamiento en la producción de biocombustibles, reservando el grano para el consumo humano. Pero este es otro tema que trataremos pronto.
  2. Residuos industriales: todo tipo de cáscaras de frutos secos (de piñón, de almendra, de pistacho,...) huesos de aceitunas, los sarmientos subproducto de la poda de la vid, etc.Otra posibilidad son los restos de serrerías (virutas y serrines) y diversos tratamientos de la madera siempre que no lleven incorporados tinturas tóxicas, etc.
  3. De origen forestal. Restos de podas y clareos en las explotaciones silvícolas, restos que de por sí no tienen un uso maderable tradicional. Esto contribuye notablemente a evitar incendios, mantener en un estado adecuado y saneado muchas masas forestales, crean un empleo sostenible en zonas de difícil acceso. Se hace más rentable el aprovechamiento maderero al dar un contenido económico a ciertas tareas de mantenimiento necesarias (claras, podas, desbroces).
 
Bueno, y ¿qué tipo de residuos, qué formas tienen?:
 
Es muy variado: tenemos leña troceada, astillas, pellets, y lo visto de huesos de aceitunas o cáscaras trituradas, etc.
 
Todos estos residuos podemos utilizarlos de muy diversas formas:
 
  1. En chimeneas, estufas metálicas, cocinas económicas, calderas de alto rendimiento, estufas de mampostería, etc, para producir calor.
  2. En calderas específicas para astilla o pellet.
  3. En calderas policombustibles (leña-pellet, etc). Son más caras, pero más versátiles a la larga y te permiten utilizar en cada caso el combustible más económico, adecuado y cercano.
  4. En calderas para producción de electricidad o mixto electricidad-calefacción. Podemos rizar el rizo; actualmente una marca austriaca dispone de un modelo de caldera a pellets que combina un depósito acumulador de agua calentado con el sol con los pellets cuando éste es insuficiente y ADEMÁS PERMITE la PRODUCCIÓN de 1,5 Kw DE ELECTRICIDAD. Cuando esto se desarrolle más con biomasa nuestros hogares serán prácticamente autosuficientes (utilizando una pequeña batería para permitir el arranque).
 
Es más barata que el gasoil (pese al precio muy superior de la caldera, se amortiza rápido) pues el precio del combustible se acerca a la mitad del gasoil. En el caso de la astilla es de casi un tercio (el problema es la mayor necesidad de espacio de almacenamiento).
 
Se puede comprar en muchos establecimientos específicos o también cada vez más en los generalistas. Muchos establecimientos te surten en casa el combustible.
 
En su uso vamos a apreciar dos extremos de la biomasa.
 
  1. Una caldera de biomasa puede ser instalada por una gran cantidad de distribuidores autorizados. Su uso es muy sencillo (son automáticos y el encendido es eléctrico, tienen mando a distancia, la carga del combustible puede hacerse con un sinfín automatizado, dejan muy escasos residuos que se limpian de forma sencilla sacudiendo el cenicero, ...)
  2.  
  3. Una estufa rusa (el otro extremo) tiene un uso parecido al de una caldera de leña convencional con la comodidad de realizar solo dos cargas al día en lo más crudo del invierno, además puedes calentar ACS o toda la casa (de forma sencilla o compleja), cocinar y hornear, el calor es sanísimo, etc. Ciertamente la limpieza es menos cómoda y mancha más (el uso es el equivalente a la cocina económica o bilbaína o de hierro fundido de toda la vida).
 
Los residuos se pueden emplear como abono y sus emisiones de CO2 no aumentan el CO2 del medio ambiente pues derivan del uso de un recurso sostenible.
 
Actualmente en España el uso de los recursos de la biomasa se limitan a un 7% del total (es un dato que he recogido, pero puede ser corregido), queda aún un 93% por utilizar.
 
La biomasa, en todas sus posibilidades, es un recurso renovable, ecológico, creador de empleo en zonas periféricas y con menor desarrollo, complementario de otros usos, reduce la dependencia del sucio petróleo, es más ético pues cada país puede obtener la mayor parte del suyo sin necesidad de explotar otros países, ¿qué más puedo decir?.
 
De verdad, es muy recomendable y variado, desde una estufa rusa para una pareja joven a una caldera de pellet con carga automatizada para personas con problemas de movilidad tenemos una diferente serie de respuestas para diferentes necesidades.
 
La agricultura debería provecer muchos de nuestros recursos energéticos a base de una racional y ética utilización de los residuos agrarios y de una adecuada explotación de los recursos forestales. Bosques, cultivos y setos según cada parte del mundo deberían ser utilizados con racionalidad y respeto por el medioambiente y las generaciones venideras.
 
Espero que esta entrada sea muy sencilla de entender.
 
 
 
 
 

jueves, 13 de marzo de 2014

Agricultura sostenible para un mundo mejor. 2).- Alimentación sostenible.

"La investigación agronómica se ha medido para convertir al campesino en un bandido mas hábil en vez de en un productor de alimentos mejores. Se le ha enseñado como puede obtener ventajas en detrimento de sus descendientes, como puede hacer dinero con la fertilidad del suelo y las reservas de su ganado. Astucias similares en los negocios acaban en la bancarrota y en la agricultura aportan un éxito momentáneo. Pero la fertilidad no es eterna, la tierra se agota y la verdadera agricultura se muere"
Tomado del Testamento agrícola de  sir Albert  Howard; padre de la agricultura biológica.


Esta es una lucha larga y tremendamente desigual. Vamos a perder, pero por esperanza y también por dignidad vamos a presentar batalla. Y no solo por dignidad; a la larga se nos ofrecen dos panoramas de futuro:
  1. Fin de nuestra especie por mala gestión de nuestros recursos.
  2. Supervivencia. Dos opciones se me ocurren posibles:
  • Conseguimos tal desarrollo tecnológico, que nuestros problemas pasados suenan ridículos a nuestros oídos (futuros). No veo tan sencillo este futuro. Puede que exista una tecnología mejor, una energía abundante, barata e inocua; pero seguramente al entramado económico-financiero-militar no le interese. Harán lo posible por mantener el control de la banca y las fuentes de energía no renovables: mientras la banca permita controlar el crédito y  por tanto la inversión y el desarrollo, y las energías sean escasas, seguiremos en las mismas, con un tremendo control social, no evolucionaremos como especie y seguiremos esclavos de nuestros errores.
  • Tendremos un moderado desarrollo tecnológico, y tendremos que optar por subsanar los errores del pasado. Será un tiempo de ecología, justicia, redistribución, trabajo y corresponsabilidad. El lucro no será un fin en sí, desde el intimo convencimiento de la sociedad de que de esa manera no habrá paz social, ni justicia ni prosperidad, ni calidad de vida ni nada. PARA LLEGAR A ESTO, será necesario mucho sufrimiento, muchos graves errores previos (Fukushima, deforestación, cambio climático, pobreza, escasez) y también haber adquirido mucha información previa. Estos artículos o entradas pretenden contribuir a ello. Que tengamos 10.000, 100.000, millones de blogs y de gente PENSANTE e INFORMADA. Y que reflexionemos, debatamos y presionemos entre todos. Solo así tendremos éxitos.
El cambio parte de nosotros, de cada uno de nosotros. Ningún partido político hará nada por nosotros, son los "capos" de los prisioneros de la especie de campo de concentración en el que vivimos a diario. No son más que otros prisioneros con una categoría "especial", que nos vigilan a cambio de unas migajas.

Los verdaderos amos son otros, que infiltran a sus peones en toda corporación, entidad pública y privada, grupo de opinión (incluso en el 15M), etc.

Somos nosotros, todos nosotros, quienes debemos informarnos y tomar iniciativas en todos los aspectos y presionar a quienes tienen poder de decisión para que se vean obligados a cumplir con sus supuestas funciones originarias.



A continuación un extracto del artículo Alimentación sostenible de Jonathen A. Foley. Algunos aspectos son discutibles, como todo (yo no comparto todo lo que dice, por supuesto). Pero como toma de contacto con la realidad, y para establecer puntos de referencia sobre los cuales debatir, no deja de tener gran interés y ser un motivo de reflexión para todos nosotros.
    2).- ALIMENTACIÓN SOSTENIBLE
    (EXTRACTO-RESUMEN):



    Tres tremendos retos nos esperan:
    1. Garantizar la nutrición de los habitantes en la tierra terminando con las hambrunas.
    2. Duplicar la producción de alimentos en el 2050.
    3. Lograr lo anterior de modo sostenible reduciendo la agresión de los sistemas agropecuarios sobre el medio ambiente. La huella física de la agricultura es brutal sobre el medio, alterando el medio. El agua es cada vez más escasa y contaminada por abonos y plaguicidas (herbicidas e insecticidas). El fósforo y el nitrógeno aplicado en exceso genera zonas muertas en las desembocaduras de ríos, los lixiviados llegan a las costas y destruyen los caladeros. La agricultura supone el 35% de emisiones del dióxido de carbono. No solo hablamos de cultivar, transportar y procesar alimentos; también de la deforestación tropical, emisiones de metano por ganaderías y arrozales, emisiones de óxido nitroso en suelos abonados en exceso.
    Para ello deberíamos aplicar cinco estrategias de forma integral. Para llegar a un sistema de alimentación sostenible, debemos conjuntamente producir más, distribuir mejor y dañar menos. No vale ya un planteamiento excluyente de o producción o mantener el ecosistema.

    SOLUCIONES PROPUESTAS
     
    1º).- Debemos detener la expansión de la agricultura.

    Especialmente en selvas y sabanas tropicales. Estas cumplen la vital labor de retener carbono y conservar la biodiversidad. Ello reduciría emisiones sin restringir en demasía la producción de alimentos.
    Hay muchas propuestas, una es el mecanismo de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación. Se subvencionaría desde las primeras economías a los países tropicales la protección de sus selvas.
    Es preciso cambiar la política actual de biocombustibles.



    ((¿Cómo aplicar esto en mi zona geográfica?.  Está claro que aquí tenemos un exceso de tierras cultivadas. Intentar poner las pocas que quedan baldías en explotación sería un error. Al revés. Deberíamos dotar de una red de setos cortavientos, refugio de predadores para el control de plagas, amén de fuentes para otros recursos (fúngicos, caza, frutas, madera). Respetar los humedales con la función de depuración de las aguas -en mi pueblo hay tierras que fueron concentradas y hoy ni dan cosechas ni son humedales-. Aplicar aquí las retrogradas disposiciones de la reciente (nueva, pero retrograda) ley agrícola que está a punto de salir en castilla y león es un error: no necesitamos explotar 10 tristes hectáreas más, debemos reforestar algo, y la manera más sencilla y que mejor interactúa con la agricultura y ganadería sería estableciendo una red de setos.))


    2º).- Eliminar las disparidades de rendimiento.

    Las cosechas sólo han aumentado en un 20% los últimos 20 años.



    Para ello en principios debemos vencer obstáculos sociales y económicos.



    Más que mejorar la productividad de las mejores explotaciones, debemos mejorar el rendimiento de las tierras menos productivas (en muchas partes de América Central, Europa Oriental, África) utilizando mejores semillas y abonos, amén de un riego más eficiente.

    
    Sin abusar del riego y de los abonos, otros métodos nos permiten mejorar el rendimiento:

    Emplear cultivos de cobertura, con unas adecuadas rotaciones para reducir el uso de fertilizantes. Dejar los restos de las cosechas como nutrientes en el campo.




    3º).- Utilizar los recursos con una mayor eficacia.



    El uso de técnicas agrícolas más eficientes, como el riego por goteo, el acolchado para reducir las pérdidas de humedad, la mejora en la distribución del agua en los sistemas de regadíos.



    Al utilizar los abonos, se plantean dos problemas.



    Aplicarlos en su justa media, que no sean insuficientes y que no sobre y produzcan contaminación.



    Realmente los estudios muestran que en las zonas donde la revolución verde ha avanzado más, se puede reducir de modo espectacular el empleo de abonos y plaguicidas sin que por ellos los rendimientos se vean demasiado afectados (Concepto de la agricultura o producción integrada).



    ¿Cómo llevar a cabo estas técnicas?. Aquí los fondos públicos cumplen una función vital. El agricultor que recibe subsidios debe a cambio ser el primer mantenedor del sistema. Un funcionario "oficioso", pero con una actuación decisiva. A cambio de las ayudas debe reducir sus fertilizantes, mantener las reservas hídricas, gestionar sus purines, reciclar el exceso de nutrientes, restaurar los humedales para que fijen los nutrientes.



    Reducir el laboreo para evitar las pérdidas de nutrientes, aplicar la agricultura de precisión, utilizar técnicas de cultivo ecológico.


    ((En mi zona se trata de más de lo mismo; en general ya son bastante "productivas" -no olvidemos la excesiva contaminación con pesticidas y fertilizantes- gracias a los ínsumos que la actual PAC les procura. Sistema predador donde los haya, fuente de actual fortuna para nosotros (y futura hambre, no lo olvidemos, cuando la situación sea insostenible) y pobreza y competición injusta y desohnesta con países con menor poder y recursos políticos y financieros (pues naturales tienen, solo que son depredados por nosotros y otros más). Aquí deberíamos innovar intentando producir un poco menos a cambio de utilizar muchos, pero muchos menos ínsumos (gasoil agrario, fertilizantes y pesticidas) y de forma más segura sanitariamente. Introducir métodos alternativos e integrales (consultar el libro Las cosechas del futuro, de Marie-Monique Robin) que hagan interactuar agricultura y ganadería, explotación forestal (madera, residuos como biocombustibles, aprovechamiento fúngico).



    4º).- Disminuir el consumo de carne, principalmente de ciertos tipos de carne.



    Actualmente el 60% de los cultivos se dedica al consumo humano. Pero un 35% a la alimentación del ganado y el otro 5% a biocombustibles y otros. Se precisan 30 kilos de cereales para producir un kilogramo de vacuno limpio.



    Las carnes de ave y cerdo son más eficientes. Y también aquellas procedentes del ovino y bovino alimentadas con pastos de terrenos no aprovechables para la alimentación humana.

    Pequeñas modificaciones en la dieta, que nos lleven a consumir una menor cantidad de carne, y que además provenga de la ganadería extensiva serían decisivas.



    ((Si es que no es tan necesario ¡caramba!. En mi zona tiene sentido el ovino en extensivo, moviéndolo por el campo y dándole piensos y forrajes industriales solo en ciertas épocas en que el campo sea insuficiente. El resto de ganadería no es muy lógico. No es lógico el vacuno, pues los pastos no son adecuados y deberíamos utilizar las tierras de regadío para producción de alimentos humanos. La avícola podría ser posible en extensivo y combinando una producción mixta hortofrutícula-avícola: las aves engordan o ponen siendo alimentadas con piensos naturales, frutas pasadas y el pasto que encuentran en la tierra. A la vez abonan, escarban y acaban con las plagas de la explotación de frutales -ahorro de ínsumos: pesticidas, fertilizantes, alguna labor de grada-. La porcina tampoco, a no ser que dispusiéramos de extensiones de encinares para engorde con hierba y bellota -que no tenemos- y gestionásemos sus purines para producir abono y  biogás).



    5º).- Reducir los desechos.



    Se pierde un 30% de los alimentos (se estropean, son consumidos por parásitos,...)



    En los países pobres el problema está en el productor, que debe mejorar su almacenaje, conservación y distribución.



    En los países ricos el problema esta en el consumidor, las come en exceso, se despilfarra y tira en demasía.



    Cualquier progreso en este aspecto supondría un enorme avance en la eficiencia.



    ((¡Lo que podemos despilfarrar en nuestras casas, es demencial!. Yo veo en la calle en Benavente a gente cogiendo alimentos (¡aquí, "en el primer mundo"!)  de los supermercados -que están en perfecto estado, pero a punto de pasarse de fecha- de la basura montando peleas. Eso debería gestionarse de otra forma, porque insulta la inteligencia y al espíritu humano. Debería ser gestionado todo por medio de una red asistencial y utilizarse como alimento para familias desfavorecidas, con control y evitando desordenes y molestias para los vecinos. Todos esos productos en perfecto estado que desechamos nosotros y los supermercados))



    APLICACIÓN CONJUNTA DE LAS ANTERIORES ESTRATEGIAS:

    Debemos utilizar una estrategia conjunta e integral para una mayor eficacia nutricional, social y ambiental. Para ello, deben mantenerse las aportaciones positivas de la revolución verde y la agricultura industrial, introducir las innovaciones de los sistemas alimentarios locales, agricultura ecológica.



    Tomar las mejores ideas de cada uno para configurar una red de sistemas agrícolas locales bien adaptados a sus recursos hídricos, climáticos, amén de ecosistemas y cultura de la zona.



    Estos deberían interconectarse mediante una eficaz red de transporte y distribución.



    El trabajo de los agricultores y ganaderos, compensados por un adecuado sistema de subvenciones sería vital en ello.



    Un mecanismo adecuado (señalan algunos) sería aplicar un sistema de CERTIFICADOS DE CALIFICACIÓN CRECIENTE, que diera puntos adiciones por incorporación de técnicas favorables y se detraerían puntos por prácticas deficientes, costes ambientales y sociales.
     

    En la zona templado cultivaríamos cereales sostenibles, además de hortalizas y tubérculos. Cítricos y café sostenible en los trópicos. Todo ello con información precisa sobre el origen y producción, para que el consumidor tenga todos los conocimientos precisos.